Conociendo🌎

El Puente de Carlos es el monumento más famoso de Praga. Conecta la Ciudad Pequeña con la Ciudad Vieja atravesando el río Moldava

El Puente de Carlos mide más de 500 metros de largo y 10 de ancho. Antiguamente tenía 4 carriles para el paso de carruajes. A mediados del siglo XX se transformó en peatonal.

Recibe el nombre de su creador, el rey Carlos IV, quien colocó la primera piedra en 1357 para reemplazar al Puente de Judith, destruido por una inundación.

Estatuas en el puente

Las 30 estatuas que se encuentran a lo largo del Puente de Carlos, en su mayor parte de estilo barroco, forman una combinación de estilos única, junto con el gótico que prevalece en el puente propiamente dicho.

A partir de 1965, todas las estatuas fueron reemplazándose con réplicas, siendo exhibidas las obras originales en el Museo Nacional de Praga.

La primera estatua en colocarse fue la de San Juan Nepomuceno, en 1683. Nepomuceno fue arrojado del puente por orden de Wenceslao IV en 1393. En el siglo XVIII fue santificado.

Pedir un deseo

En el lugar donde San Juan Nepomuceno fue arrojado al agua se ubica su estatua. La leyenda cuenta que quien pida un deseo poniendo la mano izquierda en la representación de su martirio (en la base de la estatua), éste se le cumplirá.

A lo largo del puente se encuentran puestos y artistas que intentan ganarse la vida.

¿Dónde está?

¿Cómo llegar?

  • Metro: línea A en la estación Staroměstská
  • Tranvía: Líneas 17 y 18 en la estación Karlovy lázně. Líneas 12, 20 y 22 en la estación Malostranské náměstí

¿Qué hay cerca?

Ubicación en el mapa

Si te gustó este contenido, compártelo en tus redes sociales:

 

También puedes apoyarnos comprando un café para nuestros colaboradores 😍

Todos los pagos son procesados de manera segura a través de PayPal