Conociendo🌎

Este símbolo de la ciudad es un monumento construido para celebrar la expulsión de las tropas bávaras

La Columna de Santa Ana (Annasäule en alemán) es un monumento construido para celebrar la expulsión de las tropas bávaras. Se encuentra en la calle María Teresa, en el centro de Innsbruck.

Historia

La Columna de Santa Ana fue construida en 1706, tres años después de que las fuerzas tirolesas expulsaran a las tropas bávaras el día de Santa Ana (26 de julio), como parte de la Guerra de Sucesión española.

Detalles

La columna es obra del escultor italiano Christophoro Benedetti quien la construyó en estilo corintio con mármol rojo de Kramsach.

En la base de la columna encontramos cuatro estatuas de santos:

  • Cara norte: Santa Ana, la madre de la Virgen María
  • Cara oeste: San Casiano, patrono de la diócesisde Bozen-Brixen
  • Cara este: San Vigilius, patrono de la diócesis de Trento
  • Cara sur: San Jorge, patrono del Tirol

En la cima de la columna de 13 metros de alto se encuentra la imagen de la Virgen María.

El pico de la moneda Hafelekar, que suele permanecer nevado hasta la primavera, conforma un marco espectacular para la columna.

¿Dónde está?

  • Maria-Theresien-Straße 18

¿Cómo llegar?

  • En Tranvía
    • Parada Anichstraße/Rathausgalerien
      Líneas 5
  • En Bus
    • Parada Anichstraße/Rathausgalerien
      Líneas FR501502503

¿Qué hay cerca?

Ubicación en el mapa

Si te gustó este contenido, compártelo en tus redes sociales:

 

También puedes apoyarnos comprando un café para nuestros colaboradores 😍

Todos los pagos son procesados de manera segura a través de PayPal