Conociendo🌎

Breve repaso por la historia de Tromsø

Los restos arqueológicos encontrados indican que el área tenía asentamientos humanos desde hace unos 9000 años.

Durante la Edad de Hierro se evidencia la presencia de una comunidad nórdica en el sudoeste de la isla Kvaløya, mientras que la población Sami habitaba las tierras en el interior de los fiordos.

Lugar religioso

En 1252 se construyó la primer iglesia en esta zona, siendo el templo más septentrional del mundo entonces. Fue edificada por orden del rey Haakon IV y se conocía como Sancta Maria juxta paganos (Santa María al lado de los paganos), para enfatizar que el territorio era noruego. De esta iglesia no se conserva nada actualmente.

El fuerte de Tromsø es una fortificación de turba y piedra que se usó para proteger de los ataques de carelios y rusos. Posiblemente data de esta misma época.

Desde la Edad Media hasta la Edad Moderna Tromsø fue un pequeño centro religioso. Esto hacía que llegara gente remando desde una amplia zona geográfica para participar de los servicios religiosos y comerciar. Se habilitaron cabañas cerca de la iglesia para pernoctar. Así Tromsø comenzó a sobresalir en la región como un lugar de encuentro.

Privilegio de Ciudad

El monopolio comercial de Bergen se terminó en 1789 y la gente de la región de Nord-Norge pudo comerciar con quien deseara. Ese mismo año se construyó Tollbua, una especie de aduana dentro del fuerte que administraba los impuestos y aranceles del naciente comercio. Hoy en día es la casa más antigua de Tromsø.

En 1794 Tromsø fue nombrada ciudad por el rey Cristián VII, con una población de 80 habitantes, y en 1803 fue designada sede episcopal.

Crecimiento inicial

La ciudad demoró en crecer por la participación de Noruega en las Guerras Napoleónicas. Tromsø fue atacada por buques británicos en 1812, pero en la batalla de Pølsehavna la pequeña guarnición dano-noruega opuso tal resistencia que los ingleses no pudieron entrar a la ciudad, salvándose así una importante reserva de cereales en el fuerte de la ciudad. En esta difícil época adquirió mayor importancia el comercio pomor entre Noruega y Rusia.

Los primeros buques de carga llegaron al océano Ártico en 1820, y en 1850 Tromsø era el principal puerto noruego del Ártico, superando a Hammerfest. La pesca sería fundamental para el crecimiento de la ciudad y el comercio de pescado disparó este crecimiento desde 1820 cuando el comercio de Tromsø se extendió desde Arjángelsk hasta Burdeos.

En la década de 1820 Tromsø se había llenado de muelles y viviendas con grandes patios y jardines. Las viejas cabañas de la iglesia fueron trasladadas a una zona fuera del centro de la ciudad, y aquélla se convirtió en un barrio pobre.

Establecimiento de instituciones

El Seminario de Tromsø (posteriormente Escuela Superior de Maestros y actualmente parte del Colegio Universitario de Tromsø) se trasladó desde Trondenes en 1848. El Museo de Tromsø se estableció en 1872. Los visitantes que llegaban a la ciudad en el siglo XIX se sorprendían del grado educativo y de la cultura de Tromsø. Un visitante alemán la llamó la "París del Norte", y el poeta Bjørnstjerne Bjørnson escribió a su esposa sobre Tromsø: "aquí todo es champaña y espectáculo".

Expediciones al Ártico

La pesca ártica, que se extendía desde el mar de Kara al este de Nueva Zembla hasta el estrecho de Davis al oeste de Groenlandia es el reflejo de la capacidad de los marinos de Tromsø para arreglárselas en situaciones de frío extremo y participar en exploraciones a través del océano Ártico.

Roald Amundsen, Umberto Nobile y Fridtjof Nansen se hospedaron varias veces en Tromsø.

La ciudad estuvo en los ojos del mundo entre 1926 y 1928, cuando se llevó a cabo la expedición de Amundsen y Nobile al Polo Norte.

Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial fue la capital del país por un periodo breve. Hasta ahí llegó el rey Haakon VII para dirigir el gobierno de la Noruega libre y desde su puerto abandonó el país el 7 de junio de 1940 para dirigir la resistencia contra la ocupación de la Alemania Nazi.

El acorazado alemán Tirpitz fue hundido en las costas de Tromsø el 12 de noviembre de 1944.

La guerra no produjo grandes destrozos físicos en la ciudad, pero se experimentó una situación dramática al recibir a numerosos refugiados de Finnmark, una provincia devastada por los alemanes ante la amenaza de un ataque soviético.

Posguerra y actualidad

En la época inicial de la posguerra, Tromsø pasó por una crisis económica. Al no resultar dañada, los recursos estatales se enfocaron en otras ciudades.

El crecimiento demográfico volvió a dispararse en la década de 1960.

En 1964 Tromsø se fusionó con los municipios vecinos de Tromsøysund, Hillesøy y Ullsfjord, obteniendo así su extensión actual y la cifra de 32.000 habitantes. La expansión posterior ha sido rápida; desde 1964 la ciudad ha duplicado su población y en la actualidad cuenta con aproximadamente 66.000 habitantes.

El aeropuerto de Tromsø abrió en 1964, la universidad fue inaugurada en 1968 y abierta en 1972. El Instituto Polar Noruego se inauguró en 1998 y en 2005 el Teatro de Hålogaland. La universidad ha atraído a muchos jóvenes que dan vida a la ciudad.

Adaptado del artículo Tromsø (en español, se abre en ventana nueva) en Wikipedia

Si te gustó este contenido, compártelo en tus redes sociales:

 

También puedes apoyarnos comprando un café para nuestros colaboradores 😍

Todos los pagos son procesados de manera segura a través de PayPal