Conociendo🌎

Una serie de túneles excavados en la montaña desde hace siglos para la obtención de sal

Las minas de sal (salzwelten en alemán) de Hallstatt son una serie de túneles excavados en la montaña desde hace siglos para la obtención de sal.

Excavadas a mano durante miles de años para extraer el otrora "oro blanco", hoy siguen proporcionando sal pero con métodos más modernos y constituyen una visita turística muy importante.

Historia

La historia de las minas de sal en la región de Hallstatt se remonta unos 7000 años atrás, cuando comenzaron las primeras excavaciones.

Este lugar tan inaccesible y remoto se convirtió en un emporio gracias a sus montañas. A fines de la Edad del Bronce y principios de la Edad del Hierro prosperó una civilización que convirtió la sal en un bien más valioso que el oro, teniendo en cuenta su importancia para conservar alimentos.

Durante siglos los mineros excavaron a mano en las entrañas de las montañas para obtener sal. Se llegaba a extraer hasta una tonelada por día que de distribuía por toda Europa.

En el siglo XIX se descubrió la necrópolis de la ciudad de la Edad del Bronce en lo alto de la montaña con unas 1300 sepulturas, entre los que se encontraban unos 2000 cadáveres, muchos de ellos con finos objetos que contenían ámbar y marfil.

Estos hallazgos dieron su nombre a toda una época de la historia humana, conociéndose a la época entre los años 800 y 400 a.C. "Período Hallstatt".

Actualmente

Hoy en día es posible visitar y recorrer las minas de sal, caminar por sus túneles y deslizarse por los toboganes de madera un día utilizaron los mineros.

De los 65 kilómetros de túneles hallados sólo 22,5 kilómetros son transitables.

También podrás ver un lago salado subterráneo, un magnífico cine subterráneo y la escalera de madera más antigua de Europa, que data del 1100 a.C.

La mina, explotada por los celtas y luego los romanos, nunca ha dejado de funcionar. Actuamente unos 40 personas trabajan allí extrayendo unas 250 mil toneladas de sal por año.

El hombre de sal

Una de las curiosidades de la mina es el "Hombre de Sal", un cuerpo bien conservado de un minero prehistórico que fue descubierto en el siglo XVIII.

Se cree que el hombre pereció en un accidente de la mina en el primer milenio antes de Cristo.

Visita

La mejor forma de visitar la mina de sal es subiendo en el funicular directamente desde la ciudad.

Si lo prefieres también puedes subir en una caminata de alrededor de una hora y media por una de las rutas de senderismo más hermosas de Austria.

¿Dónde está?

  • Salzbergstraße 21

Horarios

  • Marzo a septiembre
    • Todos los días: de 9:30 a 16:30 horas
  • Octubre a febrero
    • Todos los días: de 9:30 a 14:30 horas

Precios

  • Funicular ida y vuelta + visita a la mina
    • Adultos: € 34
    • Niños hasta 15 años: € 17
  • Sólo funicular ida y vuelta
    • Adultos: € 18
    • Niños hasta 15 años: € 9

¿Qué hay cerca?

Ubicación en el mapa

Si te gustó este contenido, compártelo en tus redes sociales:

 

También puedes apoyarnos comprando un café para nuestros colaboradores 😍

Todos los pagos son procesados de manera segura a través de PayPal