Conociendo🌎

Roma aún conserva algunas antiguas catacumbas. Aquí repasareos cuáles son, para qué se usaban y cómo visitarlas

Las catacumbas son unas galerías subterráneas que algunas civilizaciones mediterráneas antiguas construyeron y utilizaron como lugar de enterramiento. En Siglo II comenzaron a sepultar a ciudadanos paganos, judíos y los primeros cristianos de Roma en las catacumbas. Esta práctica continuó hasta el Siglo V.

Las primeras excavaciones usadas como cementerio se realizaban en las afueras de Roma, junto a las canteras.

¿Por qué en catacumbas?

Los cristianos estaban en contra de la tradición pagana de incinerar los cadáveres. Por eso, para solucionar los problemas de la falta de espacio y el alto costo de la tierra optaron por crear estos inmensos cementerios subterráneos.

Las catacumbas se componen de una gran cantidad de galerías subterráneas formando verdaderos laberintos de varios kilómetros de extensión. En ellos se excavaron varias filas de nichos rectangulares.

Los cadáveres se envolvían en una sábada y se colocaban en los nichos que luego eran cerrados con lápidas de mármol o con barrio cocido. Finalmente el nombre del difunto se grababa sobre la tapa y se colocaba un símbolo cristiano.

En aquella época la ley romana prohibía enterrar a los difuntos en el interior de la ciudad. Por esta razón las catacumbas se ubicaron en el exterior de los muros. Esos lugares alejados y subterráneos eran el lugar perfecto donde los cristianos podían refugiarse y dar sepultura a sus seres queridos utilizando sus símbolos libremente.

El fin de las persecuciones

En el año 313 se firma el Edicto de Milán y con eso terminan las persecuciones a los cristianos quienes pudieron construir iglesias y comprar terrenos sin temor a confiscasiones. Sin embargo continuaron usando las catacumbas como cementerios hasta el Siglo V.

Cuando los bárbaros invadieron Italia en el Siglo VIII fueron saqueadas muchas catacumbas. A raíz de esto los Papas ordenaron trasladar las reliquias que aún se conservaban hasta las iglesias de la ciudad. Luego de esto muchas catacumbas fueron abandonadas y quedaron en el olvido por siglos.

En Roma

En Roma hay más de 60 catacumbas que conforman centenares de kilómetros de galerías subterráneas donde se encuentran miles de tumbas. Actualmente sólo se pueden visitar 5 que están abiertas al público:

  • Catacumbas de San Sebastián (ubicadas en Via Appia Antica 136): sus galerías ocupan 12 kilómetros de extensión y deben su nombre a San Sebastián, un soldado que fue martirizado por convertirse al cristianismo. Junto a las de San Calixto son las mejores para visitar. Horario: lunes a sábados de 10 a 16:30 horas
  • Catacumbas de San Calixto (en Via Appia Antica 126): sus galerías ocupan más de 20 kilómetros de extensión. Aquí se sepultaron 16 pontífices y muchos mártires cristianos. Horario: jueves a martes de 9 a 12 y de 14 a 17 horas
  • Catacumbas de Priscila (en Via Salaria 430): aquí se conservan algunos frescos muy importantes para la historia del arte, como las primeras representaciones de la Virgen María. Horario: martes a domingos de 9 a 12 y de 14 a 17 horas
  • Catacumbas de Domitila (en Via delle Sette Chiese 280): fueron descubiertas en 1593 y deben su nombre a la nieta de Vespasiano. Se extienden por más de 15 kilómetros. Horario: miércoles a lunes: de 9 a 12 y de 14 a 17 horas
  • Catacumbas de Santa Inés (en Via Nomentana 349): Santa Inés fue sepultada en estas catacumbas que llevan su nombre, luego de ser martirizada por su fe cristiana. Horario: e 9 a 12 y de 16 a 18 horas. Cerrado los domingos por la mañana y lunes por la tarde

¿Cómo llegar?

Hay varias opciones para visitar las catacumbas:

  • Tours en español: es la opción ideal. Contrata con tu agente de viajes de confianza un tour en español. Estos tours generalmente incluyen el transporte y las entradas
  • Bus: si bien es la opción más económica de llegar, se puede perder bastante tiempo. Las línas 118 y 218 llegan hasta San Calixto y San Sebastián. Las líneas 218 y 716 llegan hasta a Domitila
  • Taxi: el costo del viaje y la dificultad de encontrar un taxi para regresar a la ciudad hacen que esta alternativa no resulte conveniente

Visitando las entrañas de Roma

Las catacumbas romanas son una visita muy particular donde se observan restos funerarios de algunas sepulturas realizadas muchos siglos atrás. Recorriendo los pasillos oscuros y húmedos veremos los nichos y algunas inscripciones con los nombres de las personas que los ocupan.

Durante el recorrido encontraremos una gran cantidad de espacios preparados para los niños, ya que en esa época la mortalidad infantil era muy alta. También hay algunas fosas más grandes donde se sepultaba a toda la familia.

Si te gustó este contenido, compártelo en tus redes sociales:

 

También puedes apoyarnos comprando un café para nuestros colaboradores 😍

Todos los pagos son procesados de manera segura a través de PayPal